#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea p,#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea em,#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea .column-title,#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea .text-divider-double,#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea .sep,#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea .sep-2,#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea .sep-3,#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea td,#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea th,#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea caption{color:#70707c;}#wpv-column-1ab6fade5292be927b318bc29c8342ea:before{background-color:transparent;}
Trastorno de ansiedad social, a veces conocido como fobia social es un tipo de trastorno de ansiedad que causa el miedo extremo en entornos sociales. Las personas con este trastorno tienen problemas para hablar con la gente, conocer gente nueva, y asistir a reuniones sociales.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Fobia social

Fobia social es un miedo persistente e irracional ante situaciones que puedan involucrar el escrutinio y juzgamiento por parte de los demás, como en fiestas u otros eventos sociales.

Síntomas de la fobia social

Las personas con fobia social se tornan abrumadoramente ansiosas y tímidas en situaciones sociales diarias. Tienen un miedo intenso, persistente y crónico de ser vigiladas y juzgadas por otros, y de hacer cosas que las hagan sentirse avergonzadas. Ellas pueden preocuparse durante días o semanas antes de una situación a la que le temen. Este miedo puede volverse tan intenso que interfiere con el trabajo, el colegio y otras actividades ordinarias, y puede dificultar el hecho de conseguir y conservar amigos.

Aunque muchas personas con fobia social se den cuenta de que sus miedos respecto a estar con la gente son excesivos o irracionales, son incapaces de vencerlos por su cuenta.

La fobia social puede estar limitada a una situación (como hablar con personas, comer o beber o escribir en un tablero delante de otros) o puede ser tan amplia (como en la fobia social generalizada) que la persona experimenta ansiedad alrededor de casi cualquier persona distinta a los miembros de la familia.

Los síntomas físicos que a menudo ocurren con la fobia social incluyen:

  • Ruborizarse
  • Dificultad para hablar
  • Náuseas
  • Sudoración profusa
  • Temblores
La fobia social es diferente de la timidez. Las personas tímidas son capaces de participar en funciones sociales, pero las personas con fobia social están limitadas por su afección hasta el punto en que afecta su capacidad para desempeñarse en el trabajo y en las relaciones interpersonales.

Algunos de los miedos más comunes de las personas que padecen fobia social incluyen:

  • Asistir a fiestas y otras reuniones sociales
  • Comer, beber y escribir en público
  • Conocer nuevas personas
  • Hablar en público
  • Utilizar los baños públicos
Causas de la fobia social

Las personas con fobias sociales sienten miedo y evitan situaciones en las cuales puedan estar sujetas al escrutinio de los demás. Pueden comenzar en la adolescencia y pueden estar asociadas con padres sobreprotectores u oportunidades sociales limitadas. Hombres y mujeres resultan igualmente afectados por este trastorno.

Las personas que padecen fobia social están en alto riesgo de desarrollar dependencia del alcohol y otras drogas, dado que pueden confiar en ellas para relajarse en situaciones sociales.

Pruebas diagnósticas de la fobia social

El médico preguntará por la historia de la fobia y obtendrá una descripción del comportamiento de parte suya, de su familia y de amigos.

Los signos abarcan:

El tratamiento de la fobia social

El objetivo del tratamiento es ayudarle a desempeñarse de forma efectiva y su éxito por lo general depende de la severidad de la fobia.

Los ansiolíticos y los antidepresivos se utilizan algunas veces para ayudar a aliviar los síntomas asociados con las fobias. Ver: trastorno de pánico para mayor información acerca de los medicamentos.

El tratamiento conductual parece tener beneficios duraderos.

  • La terapia cognitiva conductista le ayuda a entender y cambiar los pensamientos que están causando la afección, al igual que aprender a reconocer y reemplazar los pensamientos que causan pánico.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94