Chequeos Médicos

Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Vacuna Hib

Vacuna Hib, vacuna contra el Haemophilus influenzae tipo B (Hib) o vacuna conjugada contra el Haemophilus influenzae tipo B previene las infecciones infantiles por el Haemophilus influenzae B, que puede provocar enfermedades graves y potencialmente mortales que afectan el cerebro, los pulmones y los huesos o las articulaciones.

QUIÉN DEBE RECIBIR ESTA VACUNA

La Hib es una de las vacunas infantiles recomendadas y, por lo general, los estados exigen prueba de que el niño la haya recibido antes de ingresar a la guardería o al preescolar.

La vacuna Hib no se le debe aplicar a niños menores de 6 semanas de edad.

Los bebés y niños pequeños deben recibir en total cuatro dosis de esta vacuna. Se debe administrar una dosis a cada una de las siguientes edades:

  • 2 meses
  • 4 meses
  • 6 meses
  • 12 a 15 meses

Los niños mayores de 5 años y los adultos no necesitan recibir la vacuna contra el Haemophilus influenzae tipo b, a menos que presenten ciertas afecciones, entre las que se pueden mencionar VIH, enfermedad drepanocítica y algunas otras. Pregúntele al médico si esto se aplica a su hijo.

BENEFICIOS

La vacuna Hib ha tenido una gran historia de éxito en salud pública. La gran mayoría de los bebés que reciben 3 dosis de la vacuna Hib obtienen una protección prolongada contra las enfermedades causadas por las bacterias Haemophilus influenzae tipo b, las cuales incluyen meningitis, neumonía e infecciones de la sangre, los huesos y las articulaciones. Estas infecciones graves son más frecuentes en niños de 6 a 12 meses, pero también se pueden presentar en niños mayores. La meningitis por Hib alguna vez fue una enfermedad común y grave que causaba daño cerebral y la muerte, pero desde que se inició el uso de esta vacuna, la enfermedad es poco frecuente.

RIESGOS Y EFECTOS SECUNDARIOS

La mayoría de los bebés que reciben la vacuna Hib no tendrán ningún efecto secundario. Otros pueden presentar problemas menores, tales como enrojecimiento y sensibilidad en el sitio donde se aplicó inyección o fiebre leve. Los problemas graves asociados con la vacunación son poco frecuentes y se deben principalmente a reacciones alérgicas a partes de la vacuna. No existe evidencia que vincule a la vacuna Hib con el autismo.

Posponga o NO aplique la vacuna si:

  • Su hijo tiene menos de 6 semanas de nacido
  • Su hijo presenta una afección más grave que un resfriado, en cuyo caso se puede aplazar la vacunación.
  • Se presenta reacción alérgica grave o anafilaxia después de una inyección de la vacuna Hib, en cuyo caso no se le debe administrar más esta vacuna al niño.

Tenga cuidado y familiarícese con la forma de tratar los efectos secundarios menores, como la sensibilidad en el sitio de la inyección o la fiebre leve.

Llame al médico si:

  • Si no está seguro de si la vacuna debe retrasarse, suspenderse o aplicarse a un bebé en particular.
  • Aparecen efectos secundarios moderados o graves después de administrar la vacuna.
  • Tiene otras inquietudes o preocupaciones.

Temas relacionados sobre Vacuna Hib

Nombres alternativos

Vacuna contra el Haemophilus influenzae tipo B (Hib), Vacuna conjugada contra el Haemophilus influenzae tipo B

Referencias

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. 2011 calendarios de vacunación para los niños 0 a 18 años de edad. October 28, 2010.

Ver el articulo completo