Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hiperemesis gravídica

Hiperemesis gravídica, náuseas persistentes en el embarazo o vómitos persistentes en el embarazo es la presencia de náuseas y vómitos intensos y persistentes durante el embarazo que pueden conducir a la deshidratación.

Síntomas de la hiperemesis gravídica

  • Náuseas intensas y persistentes durante el embarazo que a menudo conducen a pérdida de peso
  • Mareos o desmayos

Causas de la hiperemesis gravídica

Casi todas las mujeres experimentan náuseas o vómitos o “náuseas del embarazo“, particularmente durante el primer trimestre del embarazo.

Se cree que la causa de las náuseas y el vómito durante el embarazo es una elevación rápida de los niveles séricos de HGC (gonadotropina coriónica humana), secretada por la placenta.

Las náuseas y los vómitos intensos durante el embarazo pueden suceder en caso de estar esperando gemelos (o más) o tener una mola hidatiforme.

Exámenes y pruebas de la hiperemesis gravídica

El médico llevará a cabo un examen físico. La presión arterial puede ser baja y el pulso puede estar alto.

Las siguientes pruebas de laboratorio se llevarán a cabo para verificar si hay signos de deshidratación:

Es posible que el médico necesite realizar exámenes para descartar problemas gastrointestinales y hepáticos.

Se llevará a cabo una ecografía del embarazo para ver si usted está esperando gemelos o más, y para verificar si hay una mola hidatiforme.

El tratamiento de la hiperemesis gravídica

Las comidas pequeñas y frecuentes y el consumo de alimentos secos, como galletas, pueden ayudar a aliviar las náuseas simples.

Usted debe beber mucho líquido.

Aumente los líquidos durante los momentos del día cuando sienta menos náuseas. El agua de soda, la gaseosa de jengibre u otras aguas efervescentes pueden servir.

Se ha demostrado que la vitamina B6 (no más de 100 mg al día) disminuye las náuseas a comienzos del embarazo.

La medicación para prevenir las náuseas está reservada para los casos en que el vómito es persistente y tan profuso que presenta un riesgo potencial para usted y el feto. En casos graves, a usted la pueden llevar al hospital, donde le administrarán líquidos por vía intravenosa.

Expectativas (pronóstico)

Las náuseas y el vómito generalmente alcanzan su punto máximo entre las semanas 2 y 12 de gestación y desparecen hacia la segunda mitad del embarazo.

Con adecuada identificación de los síntomas y cuidadoso seguimiento, esta afección rara vez ofrece complicaciones serias para el bebé o la madre.

Complicaciones

Demasiado vómito es dañino debido a que lleva a la deshidratación y al aumento deficiente de peso durante el embarazo.

Los problemas psicológicos o sociales pueden estar asociados con este trastorno del embarazo y, si existen, es necesario identificarlos y abordarlos apropiadamente.

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si está en embarazo y presenta náuseas y vómitos intensos.

Temas relacionados sobre Hiperemesis gravídica

Nombres alternativos

Náuseas persistentes en el embarazo, Vómitos persistentes en el embarazo

Referencias

Insuficiencia hepática y enfermedades gastrointestinales. En: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL. Obstetricia: embarazos normales y problemáticos. 5th ed. New York, NY: Churchill Livingstone; 2007:Chap.43

Jewell D, Young G. Intervenciones para las náuseas y los vómitos en el embarazo temprano. Cochrane Database Syst Rev.

Ver el articulo completo