Síndrome de fatiga crónica Síndrome de fatiga crónica, fatiga crónica, síndrome de disfunción inmunitaria o encefalomielitis miálgica es un cansancio intenso y continuo que no se alivia con el descanso y no es causado directamente por otras enfermedades. Ver también: fatiga. Síntomas del síndrome de fatiga crónica Los síntomas del síndrome de fatiga crónica son similares a los de la gripe y otras enfermedades virales comunes y abarcan dolores musculares, dolor de cabeza y fatiga extrema. Sin embargo, los síntomas del SFC duran por seis meses o más. El síntoma principal del SFC es el cansancio (fatiga) extremo, el cual es: Nuevo. Dura al menos seis meses. No se alivia con el reposo en cama. Tan intenso que le impide a usted participar en ciertas actividades. Otros síntomas abarcan: Sentirse muy cansado durante más de 24 horas después de realizar ejercicio que normalmente se consideraría fácil. No sentirse descansado después de haber dormido suficiente tiempo. Falta de memoria. Problemas para concentrarse. Confusión. Dolor articular pero sin hinchazón ni enrojecimiento. Dolores de cabeza diferentes a los que ha tenido en el pasado. Irritabilidad. Fiebre leve: 101° F (38.3° C) o menos. Dolores musculares (mialgias). Debilidad muscular en todo el cuerpo o en distintas partes, que no es causada por ningún trastorno conocido. Dolor de garganta. Sensibilidad en los ganglios linfáticos del cuello o la axila. Causas del síndrome de fatiga crónica Se desconoce la causa exacta del síndrome de fatiga crónica (SFC). Algunas teorías sugieren que puede deberse a: El virus de Epstein-Barr (VEB) o el virus del herpes humano tipo 6 (HHV-6). Sin embargo, no se ha identificado ningún virus específico como la causa. Inflamación en el sistema nervioso, debido a una respuesta defectuosa en el sistema inmunitario. Lo siguiente también puede jugar un papel en el desarrollo del SFC: La…

Articulaciones hipermóviles Articulaciones hipermóviles, hipermovilidad articular, laxitud articular, articulaciones flojas o síndrome de hipermovilidad son articulaciones que se mueven más allá del rango normal con poco esfuerzo. Las articulaciones más comúnmente afectadas son los codos, las muñecas, los dedos de la mano y las rodillas. Consideraciones generales Los niños generalmente son más flexibles que los adultos, pero aquéllos que presentan articulaciones hipermóviles son capaces de flexionarlas y extenderlas más allá de lo que se considera normal. El movimiento se realiza sin esfuerzo excesivo y sin molestia. Las bandas gruesas de tejido llamadas ligamentos ayudan a mantener las articulaciones juntas e impiden que éstas se muevan demasiado o muy lejos. En los niños con el síndrome de hipermovilidad, esos ligamentos son flojos o débiles. Esto puede llevar a: Artritis que puede desarrollarse con el tiempo Dislocación de las articulaciones, que es una separación de dos huesos en donde se juntan en una articulación Esguinces y distensión muscular Los niños con articulaciones hipermóviles con frecuencia también tienen pies planos. Causas comunes Las articulaciones hipermóviles a menudo ocurren en niños por lo demás sanos y normales. Esto se denomina síndrome de hipermovilidad benigna. Las afecciones raras asociadas con articulaciones hipermóviles abarcan: Disostosis cleidocraneal Síndrome de Down Síndrome de Ehlers-Danlos Síndrome de Marfan Síndrome de Morquio Cuidados en el hogar No hay cuidados específicos para esta afección. Las personas con articulaciones hipermóviles tienen un mayor riesgo de dislocación articular y otros problemas. Se pueden necesitar cuidados adicionales para proteger las articulaciones. Solicítele recomendaciones al médico. Se debe llamar al médico si Consulte con el médico si: Una articulación aparece repentinamente deformada Un brazo o una pierna de repente no se mueven apropiadamente El dolor ocurre al mover una articulación La capacidad para mover una articulación cambia o disminuye súbitamente Lo que se puede esperar…

Recursos para la artritis Las siguientes organizaciones brindan más información sobre la artritis: American Academy of Orthopaedic Surgeons: http://orthoinfo.aaos.org/menus/arthritis.cfm Arthritis Foundation: www.arthritis.org National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion: www.cdc.gov/arthritis/ Nombres alternativos Fuentes de información sobre la artritis Referencias Contenido: 1 de diciembre de 2010 Versión del inglés revisada por: Jennifer K. Mannheim, ARNP, Personal médico, Departamento de Psiquiatría y Salud Mental, Seattle Hospital de Niños. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc. Imágenes Imagen de Artritis reumatoide A.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la política editorial, el proceso editorial y la póliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2018 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida. Recursos para la artritis was last modified: abril 2nd, 2018 by…

Cambios en músculos huesos y articulaciones por la edad Cambios en músculos huesos y articulaciones por la edad, el envejecimiento y la osteoporosis o debilidad muscular asociada con la edad. Los cambios en la postura y en la marcha (patrón de caminar) están universalmente relacionados con el proceso de envejecimiento como los cambios en la piel y el cabello. El esqueleto proporciona apoyo y estructura al cuerpo. Las articulaciones son las áreas en donde se unen los huesos y proporcionan la flexibilidad al esqueleto para el movimiento. En una articulación, los huesos no tienen contacto directo entre sí, sino que están amortiguados por cartílagos, membrana sinovial alrededor de la articulación y líquido. Los músculos proporcionan la fuerza y la resistencia para mover el cuerpo. La coordinación, aunque dirigida por el cerebro, resulta afectada por cambios en los músculos y en las articulaciones. Los cambios en músculos, articulaciones y huesos afectan la postura y la marcha y llevan a debilidad y lentitud en los movimientos. CAMBIOS POR EL ENVEJECIMIENTO La masa o densidad ósea se pierde a medida que las personas envejecen, especialmente en las mujeres después de la menopausia, ya que los huesos pierden calcio y otros minerales. La columna está conformada por huesos llamados vértebras y entre cada hueso se encuentran unos cojines de aspecto gelatinoso (discos intervertebrales). El tronco se vuelve más corto a medida que los discos pierden líquido en forma gradual y se hacen más delgados. Además, las vértebras pierden parte de su contenido mineral, haciendo que cada hueso sea más delgado. La columna vertebral se vuelve curva y comprimida (apretada). Los espolones óseos, provocados por el proceso de envejecimiento y el uso general de la columna vertebral, también se pueden formar en las vértebras. Los arcos del pie se vuelven menos pronunciados, contribuyendo a una…

Lumbago crónico Lumbago crónico, dolor de espalda inespecífico, dolor de espalda crónico, dolor lumbar crónico, lumbalgia crónica o dolor de espalda bajo y crónico es una de las dolencias más comunes. Casi toda persona tendrá dolor de espalda en algún momento en su vida. La mayoría de las veces, la causa exacta del dolor no se puede encontrar. Este artículo aborda el lumbago prolongado (crónico). Para obtener información sobre otros tipos de lumbago que ocurren repentinamente, ver el artículo: lumbago. Síntomas del lumbago crónico Usted puede sentir una variedad de síntomas si tiene dolor de espalda, como: Dolor sordo Dolor agudo Sensación de hormigueo o ardor Debilidad en piernas o pies El lumbago puede diferir de una persona a otra. El dolor puede ser leve o puede ser tan intenso que usted sea incapaz de moverse. Dependiendo de la causa de su dolor de espalda, también puede tener dolor en la pierna, la cadera o la planta del pie. Ver: ciática. Causas del lumbago crónico Un solo evento puede no causar el dolor. Usted puede haber estado haciendo muchas cosas inadecuadamente, como estar de pie o alzar cosas, durante mucho tiempo. Luego repentinamente, un movimiento simple (como alcanzar algo o agacharse por la cintura) lleva a que se presente dolor. Muchas personas con dolor de espalda crónico tienen artritis, al igual que desgaste extra y desgarro en la columna vertebral. Esto puede deberse a: Sobrecarga por trabajo o deportes Lesiones y fracturas pasadas Cirugía pasada Usted puede haber tenido una hernia de disco, donde parte del disco de la columna comprimió nervios cercanos. Normalmente, los discos suministran espacio y amortiguación en su columna vertebral. Si estos discos se secan y se vuelven más delgados y más frágiles, usted puede perder el movimiento en la columna vertebral con el tiempo. Si los…

Page 1 of 401 2 3 40