La ulcera gastrica es una ruptura en el tejido normal que recubre el estómago.

Ver también úlcera duodenal.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Las úlceras gástricas no cancerosas (benignas) son causadas por un desequilibrio entre el ácido estomacal, una enzima llamada pepsina y las defensas naturales del revestimiento del estómago. Este desequilibrio lleva a que se presente inflamación, que puede empeorar por el uso de aspirina y de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINES), como el ibuprofeno.

Los factores de riesgo para las úlceras gástricas benignas abarcan los siguientes:

  • Consumo de aspirina y AINES
  • Infección por Helicobacter pylori
  • Gastritis crónica
  • Consumo de cigarrillo
  • Edad avanzada
  • Ventilación mecánica (ser puesto en un respirador)
  • Ciertos problemas con la coagulación de la sangre

El estrés no causa ni empeora las úlceras gástricas.

Síntomas

Nota: es posible que no haya síntomas.

Signos y exámenes

Tratamiento

Para las personas con la infección por H. pylori, el objetivo principal es la erradicación de las bacterias causantes del problema. Existen muchos medicamentos diferentes que son efectivos, entre los cuales están un antagonista de los receptores H2, como famotidina (Pepcid) o nizatidina (Axid), o un inhibidor de la bomba de protones, como omeprazol (Prilosec) o esomeprazol (Nexium) para inhibir el ácido, combinado con dos antibióticos.

Después de terminar los medicamentos, el médico probablemente ordenará un examen para asegurarse de que la infección por H. pylori haya desaparecido.

A las personas que no tienen la infección por H. pylori se les puede prescribir medicamentos para curar la úlcera, como los antiácidos, los antagonistas de los receptores H2 o los inhibidores de la bomba de protones, y es posible que sea necesaria la terapia a largo plazo.

Si la úlcera sangra, la endoscopia puede controlar el sangrado en la mayoría de los casos.

Se puede recomendar la cirugía para las personas que no responden a los medicamentos o a la endoscopia. Los procedimientos quirúrgicos para las úlceras gástricas abarcan:

  • Vagotomía (corte del nervio vago que controla la producción de ácido gástrico en el estómago)
  • Gastrectomía parcial (extirpación de una parte del estómago).

Las medidas de autoayuda son, entre otras, consumir varias comidas pequeñas durante el día a intervalos regulares y evitar lo siguiente:

  • Fumar
  • El té, el café y las bebidas gaseosas que contengan cafeína
  • El alcohol
  • El consumo de AINES y aspirina

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las úlceras se curan con el uso de medicamentos por un período de 6 a 8 semanas y aunque la recurrencia es común, es menos probable que se presenten si se trata la infección por H. pylori y si se continúa con el uso de medicamentos bloqueadores de ácidos.

Complicaciones

  • Sangrado de la úlcera
  • Perforación (orificio) en el estómago
  • Obstrucción en el estómago que impide el movimiento de los contenidos estomacales

Las complicaciones a menudo se pueden corregir con medicamentos, endoscopia o, raras veces, con cirugía.

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe buscar asistencia médica si se presentan síntomas de úlcera gástrica.

Prevención

Si una persona tiene riesgo de padecer úlceras, debe ser cautelosa al tomar aspirina y medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINES).

Nombres alternativos

Ulcera péptica, Enfermedad de úlcera péptica, Ulcera estomacal