Open/Close Menu Temas de salud en Madrid. Clínica privada de especialidades médicas
Clínica Privada

Enfermedades de la vagina

Enfermedades de la vagina

Enfermedades de la vagina, enfermedades vaginales. Síntomas como la picazón, el ardor y la secreción de la vagina son algunos de los motivos de consulta más comunes entre las mujeres.

Muchas veces, el problema es una vaginitis o inflamación de la vagina. Entre las mujeres en edad fértil, la causa más común es una infección bacteriana. El síntoma principal es una secreción vaginal fétida, pero algunas mujeres no tienen síntomas. El tratamiento es a base de antibióticos.

Otras infecciones que pueden causar vaginitis incluyen tricomoniasis e infecciones por cándida. Algunas otras causas de síntomas vaginales, incluyendo el sangrado anormal, son las enfermedades de transmisión sexual, el cáncer vaginal y el cáncer vulvar.

  • Olor vaginal
  • Picor vaginal
  • Ardor vaginal
  • Dolor o irritación al orinar o tener relaciones sexuales
  • Secreción diferente de la normal
Sin embargo, algunas mujeres pueden no tener síntomas. Algunas mujeres pueden ni siquiera darse cuenta de estos síntomas si no son demasiado severos. El proveedor de cuidados de salud puede notar signos de una infección vaginal, como secreción u olor, durante un examen ginecológico y mandar a hacer análisis del líquido vaginal para ver si hay una infección. Es importante hacerse revisar con regularidad por un proveedor de cuidados de salud para que él (ella) pueda detectar cualquier problema de salud que a ti te pase desapercibido.

¿Qué puedo hacer para prevenir una infección vaginal?

La mejor manera de prevenir una infección vaginal es seguir prácticas de buena higiene femenina. Las infecciones vaginales pueden ocurrir más de una vez. Siempre debes seguir las recomendaciones siguientes:

  • Mantén tu área vaginal limpia y seca. Debes lavarte la parte externa de la vagina todos los días con un jabón suave, y luego enjuagarla y secarte bien. No te apliques duchas vaginales. Las duchas vaginales pueden alterar el equilibrio normal de organismos de la vagina, lo cual puede causar una infección vaginal, empeorar una infección o extender la infección hacia arriba, al área reproductora (el útero o las trompas de Falopio).
  • No uses jabones perfumados, baños de burbujas o espumosos perfumados, tampones aromatizados, talcos vaginales o desodorantes vaginales en aerosol. Éstos pueden irritarte la vagina y causar una infección vaginal. Si tu área vaginal ya está irritada, no debes usar papel higiénico aromatizado, espermicidas o jabones fuertes.
  • No uses ropa ajustada o húmeda, ya que puede atrapar la humedad e irritarte la vagina. Si tienes que usar ropa ajustada, no la uses por períodos prolongados.
  • Usa ropa interior de algodón blanco. Evita el nylon y el lycra. El algodón ayuda a absorber la humedad y permite que el aire circule. Nunca uses medias de nylon (“pantyhose”) sin usar ropa interior de algodón por debajo.
  • Sigue las prácticas más seguras al tener relaciones sexuales. No debes tener relaciones sexuales con una persona que tenga una enfermedad de transmisión sexual. Pase lo que pase, debes usar siempre condones de látex (o poliuretano) para disminuir tus probabilidades de contraer enfermedades de transmisión sexual.
  • Mantén bajo tu nivel de estrés.
  • Si usas diafragmas, tapones cervicales o aplicadores medicinales, tienes que asegurarte de limpiarlos con agua tibia y jabón y de secarlos bien.

Médicos especialistas en Ginecología y enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Diagnósticos/Síntomas

Condiciones específicas

Nombres alternativos:

Enfermedades vaginales

El artículo de Enfermedades de la vagina no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94