Open/Close Menu Temas de salud en Madrid. Clínica privada de especialidades médicas
Disfunción eréctil

La disfuncion erectil

La disfuncion erectil, Impotencia, Disfunción sexual en hombres, Problemas de erección (DE) es tener dificultades para lograr o mantener una erección.

La Disfunción eréctil se hace más común a medida que envejece. Pero la disfunción sexual masculina no es una parte natural del envejecimiento.

A algunas personas les cuesta hablar de sexo con el médico. Pero si tiene Disfunción eréctil, debe comunicárselo. La Disfunción eréctil puede ser una señal de problemas de salud. Puede significar que los vasos sanguíneos están tapados. Puede significar que tiene una lesión nerviosa causada por diabetes. Si no consulta a su médico, estos problemas permanecerán sin tratamiento.

El médico puede ofrecerle varios tratamientos nuevos para la Disfunción eréctil. Para muchos hombres la respuesta es tan simple como tomar una pastilla. Ejercitarse más, perder peso o dejar de fumar también puede ayudar.

NIH: Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón

¿La disfunción eréctil es solo parte de tener una edad avanzada?

La disfunción eréctil no tiene que ser parte de envejecer. Es cierto que, a medida que envejece, usted podría necesitar más estimulación (como acariciar y tocar) para alcanzar una erección. Usted también podría necesitar más tiempo entre una erección y otra. No obstante, los hombres mayores deberían todavía poder alcanzar una erección y disfrutar de las relaciones sexuales.

¿Cuál es la causa de la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil puede ser provocada por:

  • Diabetes (nivel alto de azúcar en la sangre).
  • Hipertensión (presión arterial alta).
  • Aterosclerosis (endurecimiento de las arterias).
  • Estrés, ansiedad o depresión.
  • Consumo de alcohol y tabaco.
  • Algunos medicamentos de venta con receta, como los antidepresivos, los analgésicos y los medicamentos para la presión arterial alta.
  • Fatiga.
  • Lesiones cerebrales o de la médula espinal.
  • Hipogonadismo (lo que provoca niveles más bajos de testosterona).
  • Esclerosis múltiple.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Terapia de radiación a los testículos.
  • Accidente cerebrovascular.
  • Algunos tipos de cirugía de próstata o de vejiga.

Si usted no puede mantener el nivel de azúcar en la sangre o la presión arterial bajo control, puede tener disfunción eréctil. Es importante que tome los medicamentos para estos problemas exactamente de la manera en que su médico le indica.

A veces, las hormonas se desequilibran y esto provoca disfunción eréctil. Su médico decidirá si necesita realizarle análisis de sangre para examinar los niveles hormonales.

Algunos medicamentos pueden provocar disfunción eréctil. Si este es su caso, es posible que su médico le suspenda ese medicamento o que le dé uno diferente.

Tomar demasiado alcohol, fumar demasiado y abusar de las drogas también pueden provocar disfunción eréctil.

Los problemas en la relación con su pareja sexual también pueden provocar disfunción eréctil. Mejorar la relación podría ayudar en la vida sexual. Si usted decide buscar terapia, probablemente sea más eficaz si se incluye a la pareja sexual. Las parejas pueden aprender nuevas maneras de complacerse mutuamente y de mostrar afecto. Esto puede reducir la ansiedad con respecto a tener erecciones.

¿Cómo se diagnostica la disfunción eréctil?

Es probable que su médico empiece haciéndole algunas preguntas y realizándole un examen físico. Es posible que se analicen muestras de sangre y de orina para detectar enfermedades y trastornos. Es posible que también sean necesarias otras pruebas. Su médico determinará qué pruebas son adecuadas para usted.

¿Cómo se trata la disfunción eréctil?

El tratamiento de la disfunción eréctil depende de cuáles sean las causas. Después de que su médico lo examine para detectar problemas médicos y medicamentos que podrían provocar la disfunción eréctil, es posible que le haga probar un medicamento para ayudar a tratar la disfunción eréctil.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00