Open/Close Menu Temas de salud en Madrid. Clínica privada de especialidades médicas
Espina bífida

La espina bifida

La espina bifida es una malformación en la columna vertebral que por lo general se presenta en el nacimiento. Es un tipo de defecto del tubo neural (DTN).

Es un tipo de defecto del tubo neural que constituye un problema en la médula espinal o las membranas que la recubren. En la espina bífida, la columna vertebral del feto no se cierra completamente durante el primer mes de embarazo. Suele haber un daño neurológico que causa por lo menos un poco de parálisis en las piernas. Muchas personas con espina bífida necesitarán dispositivos de ayuda como los son los aparatos ortopédicos, muletas o sillas de ruedas. Pueden tener dificultades de aprendizaje, problemas urinarios e intestinales o hidrocefalia, una acumulación de líquidos en el cerebro.

No existe una cura. El tratamiento se enfoca en las complicaciones y puede incluir cirugía, medicinas y fisioterapia. Tomar ácido fólico puede disminuir el riesgo de tener un bebé con espina bífida. Se encuentra en la mayoría de los multivitamínicos. Las mujeres en edad fértil deben tomarlo diariamente.[/list]

  • Amniocentesis: Es una prueba en la que el médico toma una muestra del líquido amniótico que rodea al bebé en la matriz. Los niveles de AFP en el líquido amniótico más altos de lo normal pueden indicar que el bebé tiene espina bífida.

Después de que nace el bebé

En algunos casos, la espina bífida puede que no sea diagnosticada sino hasta después del nacimiento del bebé.

Puede ser que la espalda del bebé recién nacido tenga una mancha velluda o un hoyuelo. El médico utilizará estudios de imagen, como rayos X, resonancia magnética (MRI) o tomografía computarizada (TC) para ver mejor la columna vertebral y los huesos de la espalda del bebé.

Algunas veces, la espina bífida se diagnostica solo hasta después de que nace el bebé, ya sea porque la madre no recibió cuidados prenatales o porque la ecografía no mostró una imagen clara del área afectada en la columna vertebral.

Tratamientos

No todas las personas con espina bífida tienen las mismas necesidades, de modo que el tratamiento será diferente en cada una de ellas. Algunas personas tienen problemas mucho más graves que otras. Las personas con mielomeningocele y meningocele necesitarán más tratamientos que las que tengan espina bífida oculta.

Prevención y causas

No se conocen todas las causas de la espina bífida. Se necesitan más estudios para saber de qué manera influyen los genes y el medio ambiente en la aparición de la espina bífida. Sin embargo, sabemos que existen maneras de reducir el riesgo de tener un bebé con espina bífida antes y durante el embarazo.

Si usted está embarazada o puede quedarlo, siga los siguientes consejos para ayudar a prevenir que su bebé tenga espina bífida:

  • Tome 400 microgramos (mcg) de ácido fólico todos los días. Si ha tenido anteriormente un embarazo afectado por espina bífida, consulte con su médico para que le recete 4,000 mcg (4.0 miligramos). El ácido fólico previene la mayoría de los casos de espina bífida, pero no todos.
  • Consulte con su médico o su farmaceuta sobre los medicamentos recetados y de venta libre, las vitaminas y los suplementos dietéticos y herbales que esté tomando.
  • Si tiene una afección médica, como diabetes u obesidad, asegúrese de controlarlas antes de quedar embarazada.
  • Evite las altas temperaturas en su cuerpo, como las que hay en las bañeras calientes o el sauna.
  • Alíviese de inmediato la fiebre con Tylenol® (o un medicamento con la marca de la tienda).

Médicos especialistas en Neurología

Diagnósticos/Síntomas

Tratamiento

Prevención/Exámenes

Condiciones específicas

Fotografías

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00