Open/Close Menu Temas de salud en Madrid. Clínica privada de especialidades médicas
Anemia
Consulta de Medicina Interna

Consultas, Segunda opinión médica de Medicina Interna y tratamientosCentro médico privado de especialidades médicas

Teléfono de citas

91 460 80 00

Horarios

Lunes a viernes 8:00 a 21:00
Sábados 9:00 a 14:00

La anemia

La anemia

La anemia es una afección que afecta los glóbulos rojos. Es debido a que su sangre no está transportando el suficiente oxígeno al resto de su cuerpo.

La causa más común es no tener suficiente hierro. El cuerpo necesita del hierro para producir hemoglobina. La hemoglobina es una proteína rica en hierro que da a la sangre su color rojo. Transporta oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo.

Los niveles de hierro pueden estar bajos debido a períodos menstruales muy abundantes, embarazo, úlceras, pólipos en el colon, cáncer del colon, trastornos hereditarios o una dieta que no le proporciona la cantidad necesaria de hierro. También se puede padecer de anemia por no consumir suficiente ácido fólico o vitamina B 12. Algunos trastornos, tales como la anemia falciforme y la talasemia, o el cáncer también pueden causar anemia.

La anemia puede hacerlo sentirse débil, tener frío, estar mareado e irritable. Se confirma con un análisis de sangre. El tratamiento depende del tipo de anemia que padezca.

NIH: Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre

¿Cuáles son los síntomas de la anemia?

  • A menudo, ningún síntoma.
  • Palidez.
  • Sensación de cansancio.
  • Falta de aire inusual al hacer ejercicio.
  • Antojos de alimentos inusuales (conocido como pica).
  • Latidos cardíacos rápidos.
  • Manos y pies fríos.
  • Uñas frágiles o caída del cabello.
  • Dolores de cabeza.
  • Mareos o aturdimiento.

¿Qué factores pueden provocar niveles bajos de hierro?

Una serie de factores pueden provocar niveles bajos de hierro en el cuerpo:

Dieta. Es posible que usted tenga niveles bajos de hierro si no come suficientes alimentos altos en hierro. Esto es un problema principalmente para los niños, las mujeres jóvenes que siguen las dietas “de moda” y las personas que no comen carne.

Incapacidad para absorber hierro. El hierro de los alimentos es absorbido por el cuerpo, en el intestino delgado. Las enfermedades que afectan la capacidad del intestino delgado de absorber nutrientes, como la enfermedad de Crohn o la enfermedad celíaca, pueden provocar niveles bajos de hierro en el cuerpo. Algunos alimentos o medicamentos, incluidos la leche, los antiácidos o los medicamentos para reducir el ácido estomacal, también pueden impedir que el cuerpo absorba el hierro.

Estirones de crecimiento. Los niños menores de 3 años crecen tan rápido que el cuerpo puede tener dificultades para mantener la cantidad de hierro que necesita.

Los lactantes que beben leche de vaca en el primer año de vida están en riesgo de tener anemia por deficiencia de hierro. Es la causa alimentaria más común de la deficiencia de hierro en los lactantes. La leche de vaca no tiene una cantidad suficiente del hierro que los lactantes necesitan para crecer y desarrollarse. No dé leche de vaca a su lactante en el primer año de vida. Los lactantes amamantados que no comen alimentos ricos en hierro, como cereal fortificado con hierro, ni toman un suplemento de hierro después del cuarto mes de vida también están en riesgo de tener anemia por deficiencia de hierro.

Los niños pequeños (entre los 12 y los 24 meses) que beben mucha leche de vaca, tienen una dieta baja en hierro o ya han tenido deficiencia de hierro cuando eran lactantes también tienen riesgo.

Embarazo. Las mujeres que están embarazadas o que están amamantando necesitan más hierro que las mujeres que no están embarazadas ni amamantando.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00