Open/Close Menu Temas de salud en Madrid. Clínica privada de especialidades médicas
Demencia

La demencia

La demencia, demencia senil o síndrome cerebral orgánico es un trastorno del cerebro que hace que sea difícil para una persona recordar, aprender y comunicarse. Es una palabra que designa un grupo de síntomas causados por trastornos que afectan el cerebro.

No es una enfermedad específica. Las personas con demencia pueden dejar de ser capaces de pensar lo suficientemente bien para llevar a cabo las actividades normales, tales como vestirse o comer. Pueden perder su capacidad para resolver problemas o controlar sus emociones. Puede haber cambios de personalidad. Los pacientes pueden estar agitados o ver cosas que no existen.

La pérdida de la memoria es un síntoma común de demencia. Sin embargo, la pérdida de la memoria en sí no quiere decir que usted tiene demencia. Las personas con demencia tienen problemas serios con dos o más funciones cerebrales, tales como la memoria y el lenguaje.

Muchas enfermedades diferentes pueden causar demencia, incluyendo el Alzheimer y el derrame. Existen medicamentos que se encuentran disponibles para tratar estas enfermedades. Aunque estas medicinas no pueden curar la demencia o reparar el daño cerebral, pueden mejorar los síntomas o hacer más lento el avance de la enfermedad.

NIH: Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Derrame Cerebral

¿Cuáles son los síntomas de la demencia?

Los síntomas de la demencia incluyen:

  • Pérdida de la memoria reciente. Todos nos olvidamos de cosas por un momento y, más tarde, las recordamos. Las personas que tienen demencia olvidan cosas con frecuencia, pero nunca las recuerdan. Podrían hacerle la misma pregunta una y otra vez, y todas las veces se olvidan de que ya les ha dado la respuesta. Tampoco recordarán que ya hicieron la pregunta.
  • Dificultad para realizar tareas conocidas. Las personas que tienen demencia podrían cocinar una comida y olvidarse de servirla. Podrían incluso olvidarse de que la cocinaron.
  • Problemas con el lenguaje. Las personas que tienen demencia pueden olvidarse de palabras simples o usar las palabras equivocadas. Esto hace que sea difícil entender lo que quieren.
  • Desorientación en el tiempo y el espacio. Las personas que tienen demencia pueden perderse en su propia calle. Puede olvidarse de cómo llegaron a un determinado lugar y de cómo regresar al hogar.
  • Falta de juicio. Incluso una persona que no tiene demencia puede distraerse. Pero las personas que tienen demencia pueden olvidarse de cosas simples, como olvidarse de ponerse un abrigo antes de salir cuando hace frío.
  • Problemas con el pensamiento abstracto. Cualquier persona podría tener dificultad para cuadrar una chequera, pero las personas que tienen demencia pueden olvidarse de qué son los números y qué debe hacerse con ellos.
  • Colocación de objetos en el lugar incorrecto. Las personas que tienen demencia pueden poner objetos en los lugares equivocados. Pueden poner la plancha en el congelador o un reloj de pulsera en la azucarera. Después no pueden encontrar estos objetos.
  • Cambios en el estado de ánimo. Todas las personas están de mal humor en ocasiones, pero las personas que tienen demencia pueden tener cambios rápidos en el estado de ánimo, van de la calma a las lágrimas y a la ira en pocos minutos.
  • Cambios de personalidad. Las personas que tienen demencia pueden tener cambios drásticos de la personalidad. Podrían volverse irritables, suspicaces o temerosas.
  • Pérdida de iniciativa. Las personas que tienen demencia pueden volverse pasivas. Podrían no querer ir a ningún lado ni ver a otras personas

¿Qué sucede cuando sé una palabra, pero no puedo recordarla?

Esto, por lo general, es solo una falla en la memoria. Casi siempre recordará la palabra con el tiempo.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00