Vídeo de vacunas

Vídeo de vacunas. Las vacunas son infecciones de antígenos en el organismo. Cuando los antígenos entran en la sangre, circulan con otras células, como las B y T.

Las células B y T son glóbulos blancos que ayudan al cuerpo a defenderse contra los invasores foráneos. A medida que los antígenos invaden los tejidos corporales, atraen la atención de los macrófagos. Los macrófagos son barredores no específicos que, en este caso, envuelven los antígenos. Los macrófagos luego indican a las células T que los antígenos están invadiendo.

El tipo citotóxico de células T responde atacando el antígeno invasor. Finalmente, el las células T supresoras detienen el ataque. Luego de la vacunación, el cuerpo conservará un recuerdo del encuentro con el invasor potencialmente peligroso durante algún tiempo y ojalá tengan una mejor capacidad para combatirlo si se ve expuesto a él en grandes cantidades.

Las inyecciones pueden doler un poco… ¡pero las enfermedades que pueden evitar pueden doler mucho más! Las inmunizaciones o vacunas son esenciales. Protegen contra enfermedades como el sarampión, paperas, rubéola, hepatitis B, polio, difteria, tétano y pertusis (tos ferina). Las vacunas son importantes tanto para los adultos, como para los niños. He aquí por qué.

El sistema inmunológico ayuda a que su cuerpo luche contra los gérmenes mediante la producción de sustancias para combatirlos. Una vez que lo hace, el sistema inmunológico “recuerda” el germen y puede luchar contra él nuevamente. Las vacunas contienen gérmenes muertos o debilitados. Cuando se le administra a una persona sana, la vacuna desencadena una respuesta del sistema inmunológico para que responda, creando inmunidad.

Temas relacionado con las vacunas

Contenido: 4/10/2008
Versión en inglés revisada por: Andrew Schriber, MD, FCCP, Specialist in Pulmonary, Critical Care, and Sleep Medicine, Virtua Memorial Hospital, Mount Holly, New Jersey. Review provided by VeriMed Healthcare Network.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

 

Share →